Tres años y medio aproximadamente que empecé a leer las aventuras de Geralt de Rivia. Años, meses, días y horas disfrutando de brujos, hec...

Todo tiene un comienzo, todo tiene un final. Hasta pronto Geralt...



Tres años y medio aproximadamente que empecé a leer las aventuras de Geralt de Rivia. Años, meses, días y horas disfrutando de brujos, hechiceras, elfos, enanos, juglares, dragones, dríadas, monstruos... No quiero escribir esta entrada porque significa que una época acabo.

Tengo que escribirla, esa época pasó.

Encontré de casualidad a este brujo neutral viajando por la red. En aquel tiempo no se comentaba mucho sobre él, "...si te gustó el señor de los anillos, la saga de Geralt de rivia  te enamorará...", "...decenas de aventuras magistrales obradas por el mismísimo lobo blanco en un mundo fantásticamente adecuado a lo contemporáneo...". Me lancé de lleno a la saga, me lancé de lleno a lo que no esperaba que fuera un pozo sin fondo pero con un suelo realmente duro.

Como diría el filósofo Jaskier: "Había canciones que enamoraban al cantar, cuentos que hacían soñar al contar y brujos que mataban con dos espadas." Andrzej sapkowski es un genio al papel, y como tal ha creado un mundo que se da la mano con la Tierra Media de Tolkien. Mas centrado en pocos personajes pero mas abierto a la hora de tomar decisiones que supondrán una balanza entre el bien y el mal durante toda la saga. Tendremos caminos que elegir sin ni siquiera leer. Pensaremos si los actos del brujo son hechos con razón "¿o acaso es que los experimentos genéticos de Kaer Morhen le han pasado factura a ese cerebro de chorlito llamado Geralt?" como una vez me comentó mi vieja amiga Nenneke. Sinceramente sólo tendremos que seguir leyendo para comprender donde demonios acabará esta maravilla.

Largo como la vida misma. "La perfección no se logra en un día, tiene un estudio y un progreso, una vez finalizado hay que rematarlo con un toque de magia, sino quedará soso como los pasteles de Iola." cita del viejo manco Jarre. Como tal perfección esta saga duró años de preparación y años de lujoso éxito discreto, tanto que hace poco llegó a mis manos y no he podido hacer más de lo hecho hasta hoy para poder difundir lo que es la aventura literaria de mi vida y aun así poquísima gente la conoce.

Enamora por el mundo de fantasía real que se recrea en la mente de cualquier lector. Personajes con vida propia ya que no parecen ser creaciones del autor sino leyendas vivientes que juegan con tu pensamiento a lo largo de las páginas. Cada una de estas personas es un mundo, bien construido y con lógica aplastante. Tienen principio y final, mente y alma, carne y hueso. Llegarás a amarlos, a odiarlos o incluso hacer esas dos cosas a la vez. No te podrás resistir, es lo que Sapkowski ha querido para ti.

"Yo sólo tengo un padre. Me enseñó en el arte de la espada, me enseñó a amar y a repudiar a aquellos que se lo merecen, aprendí de él a transformar los golpes dolorosos en caricias agresivas, y además, por culpa de él tengo este horroroso color de pelo..." Ciri, la leoncilla de Cintra.

Geralt, protagonista noble de una saga. Gran puesto el que se merece en el corazón del lector. No es sino él el que hace que sigas leyendo página tras página para ver como se cierra la historia de una vida que empieza en manos de una hechicera y acaba...y acaba como gran vida brujeril que es. Dos espadas le protegen en el camino, una de plata y otra de hierro. En la vida misma no hace caso al destino y eso que éste se le aparece en mas de una ocasión frente a sus narices. Cegado por un amor irracional y mágico real (no hablamos de la magia bonita, sino de la que escupen las hechiceras de sus dedos), es capaz de vencer todos sus temores por... por tomarse un par de jarras de aguamiel junto a Jakier y Zoltan mientras se cuentan las aventuras del día a día. Geralt ama a Yennefer, y lo lees en los ojos del protagonista en las primeras palabras en las que se nombra a la hechicera. Geralt la ama, y mucho.

"Malditas lilas y grosellas, malditos ojos violetas. Malditos rizos eternos de belleza que se cruzan en tu rostro. Maldito el día que te vi por primera vez ya que no me enamoré, sólo pude acostarme contigo para comprobar que lo que veían mis ojos era verdad. Cuando me levanté de la cama ya estaba enamorado." Geralt de Rivia, Gwynbleidd, Lobo Blanco.

No hay magos con sombreros puntiagudos en un cuento de tal envergadura. Únicamente hechiceros malvados y hechiceras capaces de ocultar tras capas de conjuros de belleza las cicatrices de centenarios vividos y sufridos. Yennefer es una de ellas, la mas bella podría decirse, o de otro modo, la que realiza el conjuro de belleza mas fuerte. Ni mucho menos te darás cuenta de su aspecto cuando empiezas a conocer al ser que se crea entre líneas y líneas de diálogo. Fuerte y con carácter, blanda como una cerilla pero capaz de arder como ella. Te enamorarás, lo advierto, te enamorarás. Yo ya lo he hecho, y ahora que terminó la saga no sé que hacer.

"Gracias Ciri, gracias hija mía. Por fin podré estar eternamente con el brujo que deseo." Yennefer de Vengerberg.

Ciri, la leoncilla de Cintra no es otro sino el núcleo alrededor del cual gira toda la historia. He aplaudido sus victorias y le he regañado por sus errores, he llorado cuando sufría e incluso pensado que nunca mas la volvería a ver, pero como leona que es, siempre morderá hasta desangrar. Fuerte como su madre y su padre,  en dos aspectos totalmente diferentes de la palabra, este personaje recreará al propio lector como si él mismo fuera el dueño y señor de las acciones que le ocurrirán a la pequeña Ciri, seremos su protector cuando luche por su vida, suspiraremos largamente cuando vaya montada a lomos de Kelpa.

Desde los bosques de Broquilón hasta la orilla del río Yaruga. Elfas, dríadas, gnomos, cazadores y gente noble de pueblo. Ancianos caníbales y caballeros alados y temidos. Vampiros milenarios y sabios, hijas perdidas que acaban lanzando flechas en sentido opuesto a cupido. Ciri, Yenn y Geralt. Amor por una saga es lo que siento, amor por algo que acaba, y que justo ahora va a comenzar.

1 comentarios:

Poison Ivy dijo...

Para complementar tu pequeño tributo, robo palabras de aquella que es conocida por sus violáceos ojos en llamas y las traslado a este pequeño mundo tuyo, como regalo.


" Y a mi.. a mi me gustan las leyendas de elfos, son tan hermosas. Una pena que los seres humanos no tengan tales. ¿Quizás alguna vez? ¿Quizás las lleguen a crear? Alrededor, donde quiera que mires, tristeza y vulgaridad. Incluso lo que comienza con belleza cae pronto en el tedio y la banalidad, en ese ritual humano, en ese ritmo aburrido llamado vida. Oh brujo, no es fácil ser hechicera, pero si lo comparas con la existencia humana común y corriente.. "

Tenn'enomentielva, Gwynbleid